Buscar
  • Plus Artis

La pintura como naturaleza viva

Os invitamos a que le déis un vistazo a la obra de

Carlos García de la Nuez (La Habana, Cuba, 1959). Se trata de una de las figuras más importantes de la pintura latinoamericana contemporánea.

”Yo no soy un pintor abstracto, yo uso la abstracción...como también, en menor medida, la imagen simbólica y la representacional”.

Carlos García de la Nuez estudió en la Academia de Artes San Alejandro en La Habana, Cuba, de 1974 hasta 1978 y después en el Instituto Superior de Arte, en La Habana de 1979 a 1983. Continúo, en 1988, con una Maestría de Intercambio en el Massachusetts College of Art, en la ciudad de Boston, EE.UU. Es en este mismo período donde ganó la Beca de la Fundación Rockefeller. Poco después, durante una larga estancia profesional por Europa, desarrolló el portafolio Kinder Stern, en la Galerie Domberger de Alemania junto a Christo, Keith Haring, Sigmar Polke, Sol Lewitt y Richard Estes, entre otros. Vive y trabaja en la Ciudad de México y es uno de los artistas más destacados dentro del grupo de creadores que marcó un antes y un después en el arte cubano, la llamada Generación de los 80. En otoño de 2020, el Pérez Art Museum donó una sus piezas adquiridas a la colección del Museo Reina Sofía (Madrid).

Para Carlos la abstracción no es una tendencia estilística, sino “un estado natural de la pintura, esto es, la pintura en sí, que desde las cuevas de Altamira hasta la obra de Picasso, pasando por Velázquez, siempre ha sido abstracción, o más bien concreción de sensaciones específicas” (François Vallée).










12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo